Vestir el mobiliario urbano

Cuando salimos a la calle nos encontramos con muchos elementos cotidianos de la ciudad que no llaman nuestra atención. Están ahí, pasamos cerca de ellos e incluso los usamos normalmente. Tienen un tamaño, forma y color característico y están ahí para un uso principal. ¿Pero que ocurre si intervenimos en ellos sin eliminar su función principal?

Son muchas ciudades las que han promovido concursos para que artistas o cualquier ciudadano puedan intervenir en cierto mobiliario urbano. Un caso es el de los contenedores de vidrio. Pequeñas intervenciones en estos elementos hacen que se “vistan” y a su vez vistan un poco más la ciudad, todo ello sin interferir en el uso principal de ese elemento que es el reciclaje de vidrio.

Un ejemplo de ello fue Beira Ink dentro del festival Olatu Talka de 2015 en Donostia-San Sebastián. En él, 6 artistas o colectivos intervinieron sobre este tipo de contenedores para que posteriormente se repartieran por la ciudad.

Y como toda intervención relacionada con el arte es cuestionable estéticamente, hubo opiniones de todo tipo. ¿Creeis que la gente va a dejar de usar un contenedor de vidrio porque su imagen exterior sea distinta? ¿Os gustaría ver esto en vuestra ciudad o que hubiera más de ellos?

¿Qué opináis al respecto?

Comparte Tuitea Pinterest

Deja un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios